top of page
  • info850846

Marible Nazco la necesidad de pintar

Updated: May 13, 2021

[Olga Darias, “Maribel Nazco o la necesidad de pintar”, en La Tarde, Santa Cruz de Tenerife, 1 de diciembre, 1970, pág. 3]



Mañana, esta pintora tinerfeña abrirá su exposición en las salas del Museo Municipal, bajo el patrocinio del Ayuntamiento. Se trata de otra experiencia individual, de otro avance en su creación, en su temática. La estructura y el color es cambiante, También el deseo de la artista de no anquilosarse, de búsqueda, de autentica necesidad de superación verdadera. Hemos oído durante años esta afirmación: - “Siento verdadera necesidad de pintar. Es lo mío”.


Estamos en su estudio de la Calle del Castillo. Un ático con independencia, con luz suficiente, en un ambiente idóneo con libros, discos, etc.

Comenzaremos una breve entrevista que sea adelanto de lo que la pintora considera que es el Arte y su obra en particular.


- ¿Cuál es la meta de la pintura?

- Enseñar más, ayudar más, no ser tan individualista para sí… Si el mundo camina hacia el materialismo, hacia el poco tiempo, poco espacio vital, el artista debe servir al hombre, séale o no grata su misión. Es como un mensajero que debe hacer asequible; ofrecer algo al hombre, no hacerlo inútil.

Para su lema, Maribel Nazco copió estas palabras trascendentales de Robert OppenHeimer: “El sabio y el artista viven al borde del misterio que les rodea, tienen que armonizar el pasado con el presente, introducir en las cosas un orden determinado. Tienen que ayudar a los otros hombres”.


En el análisis de esta situación la pintora se plantea el dilema ¿para qué sirve si no, el Arte?


Observamos sus numerosos cuadros: óleos, plásticos, aluminios. En general, superficies planas que representan una dualidad entre máquina y hombre. El binomio imperante en la obra tiene esta justificación.


- Estoy a favor de la Ciencia. Es algo que me asombra. ¿Por qué (--) al hombre? No: creo que el hombre es perfecto como máquina, y la maquina simboliza la Ciencia. Los esqueletos por ejemplo son perfectos; los huesos, los tendones. No pretendo se macabra, sino que me refiero al hombre como materia-ciencia. ¡Me maravilla esta época que vivimos con sus innegables avances! Por eso pienso que hay que seguir, no nos podemos detener, Y yo mezclo ambos ingredientes, por considerar que se acercan a la perfección.


Los procedimientos técnicos que usa son diferentes. El óleo no está tratado al aceite, sino que se emplea para el color un aglutinante con idénticos o muy parecidos resultados.


- Esta pregunta que considero “técnica”, viene relacionada con el avance experimentado a la vez en la Pintura. Se tiene que ir, que pintar, en el momento que estamos, Hay que buscar algo que entre más rápidamente, que se comprenda con mayor facilidad. Entonces, los métodos sobre colores son distintos; más brillantes, como son los plásticos. Puede conseguirse con ellos grandes masas, las transparencias que permiten “radiografiar” al hombre, las intensidades, el sobrecogimiento…


Las pinturas de Maribel Nazco, tanto las de sus anteriores exposiciones individuales como las que llevará a la sala del Museo, vienen referidas esencialmente al Cosmos y la Vida.


- Antes, en otros años, mis experiencias eran tal vez más frías, intentando grabar sólo máquinas a base de colores sienas y tierras, con ocres, con oxidados, cuyo resultado era más tosco y áspero, en mi deseo de tender a la perfección, y dentro de la temática Ciencia, pienso en que se logra pulcritud con superficies más lisas, como las que dan, por ejemplo, el aluminio, los sprays y el alcohol para limpiarlo. Da sensación de un trabajo más de laboratorio, donde se cuece el mundo de la máquina, fabricado con el hombre y para el hombre.


El refugio actual de la pintora está presente en estos morados, en los azules más intensos, en los blancos con los que mantiene una lucha de pureza. En el culto a la máquina no duda en someter el intelecto humano a un análisis que ella traduce en sus propias experiencias creacionales y en su ininterrumpida vocación por hallar fórmulas que hablen por sí mismas. De ahí que sienta verdadera necesidad de pintar; es como un instinto primario, nunca como un lujo.


- Repito que me interesa la máquina como técnica, y el hombre unido a eso, no desligado.

A las puertas de su exposición hemos visto el catálogo de la obra, editado por el Ayuntamiento. Un buen trabajo. Lleva un curriculum de la artista y las palabras de presentación de Juan Cruz, amén de unas buenas fotos y grabados.

Sabemos que la artista piensa llevar sus cuadros a Madrid, muy probablemente a la sala “Skira”. Por lo pronto, mañana, a las ocho de la noche, se abrirá su exposición en el Museo. La seriedad de su trabajo, su consagración al Arte y su búsqueda e inquietud está traducida a través de estas declaraciones, y respaldada en su obra pictórica que refleja más certeramente, quizá, lo que nos lega como mensaje.

53 views0 comments

Comments


bottom of page